jueves, 2 de febrero de 2012

Consejo Genético

Cuando una mujer se queda embarazada al poco tiempo se les hace diferentes pruebas para saber que todo va bien, como son análisis y ecografías.Si estas pruebas salen bien y además no hay antecedentes familiares de enfermedades genéticas la cosa se queda ahí. Pero cuando una mujer se queda embarazada y tiene antecedentes familiares con enfermedades genéticas y además al realizar las primeras pruebas sale algo anormal, el número de pruebas será mayor, para asegurar que el bebe que espera la madre esté bien o no.

Hay muchos tipos de enfermedades genéticas, pero la gran mayoría dan retraso mental, además no todas las enfermedades genéticas afectan de la misma manera, ya que hay algunas enfermedades que son más severas y cuando nacen los bebes al poco tiempo de nacer mueren, y hay otras enfermedades que los bebes pueden durar muchos años, incluso hasta llegar a la edad adulto.

Cuando se da estos casos ¿quién toma la decisión de seguir o interrumpir el embarazo?

Hace unos años la decisión era únicamente del médico, el era quien tomaba la decisión que creía más correcta, era lo que se conocía como modelo Eugenésico. En la actualidad esto ha cambiado y la decisión la toman los progenitores.

Cuando una pareja se entera que está esperando un bebe que no va a ser sano, lo primero que se debe hacer es darles información, esto es lo que se conoce como CONSEJO GENÉTICO. Los especialistas se reunirán con los padres y les deben explicar todos los síntomas y limitaciones que conlleva tener la enfermedad que va a sufrir sus hijos, y también darles apoyo psicológico y toda clase de información acerca de centros especializados en el caso de seguir con el embarazo. Una vez los padres son informados de TODA la información ellos serán quienes tomaran la decisión de tener o no tener el niño.

Los progenitores que se acaban de enterar que son portadores de una enfermedad genética se les debe hacer un estudio para que puedan conocer cuales son las probabilidades de tener hijos sanos, para animarles a volver a intentar tener un hijo. Se les informa que existe DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional), esto significa que los padres en el futuro para tener hijos sanos deberán someterse a Reproducción Asistida, y antes de implantarles los embriones se hará una análisis genético a todos los embriones y de esta manera únicamente se implantará aquellos embriones que no tengan la enfermedad. Esta es una manera de poder erradicar la enfermedad que portan los progenitores.

Por lo tanto, aquellas parejas que sean portadoras de enfermedades genéticas no deben desanimarse, lo que deben hacer es buscar información y que les hagan un estudio genético. Darse por vencido no es la solución,  y en la actualidad existen  medios que pueden solucionar cosas que antes no se podía.

Y por último recordar que existe otra alternativa reproductiva que es la adopción. Hay muchos niños sanos que han sido abandonados y se merecen una segunda oportunidad, y muchos padres que no pueden ser padres y tienen mucho cariño por dar, así que la adopción es una alternativa que no debemos olvidar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario