miércoles, 4 de enero de 2012

Nuevos propósitos...



Ha llegado un nuevo año, y con la llegada de un año nuevo la gente piensa en la típica lista de "propósitos para el año nuevo" y después de los excesos de las Navidades, uno de los principales propósitos es perder unos quilitos.

Ays perder peso, es una de las metas de la mayoría de las personas, de hecho fue mi meta del año pasado. Esta entrada no va a tratar de dar dietas "milagro", ni hablar de calorías, porque sobre eso ya hablan muchas revistas, y creo que siempre se olvidan de dar consejos fáciles.

Yo  siempre he sido la típica chica normal-delgada, pero debido a vivir fuera de casa por ser estudiante comencé a coger hábitos muy malos como era comer muchos bocadillos para comer y como no me acaban de saciar después me iba a la típica máquina de chocolatinas y siempre caía algo; después demasiadas comidas rápidas como pizzas, fajitas, y sobre todo el plato estrella de todos los estudiantes PASTA!! (comía como tres veces a la semana pasta, y si era a la carbonara mucho mejor!!!). Como era de esperar fui cogiendo peso. Al principio no era demasiado, algunos quilos de más, pero no era nada escandaloso, y decidí apuntarme al gimnasio, pero con ello mi resultado fue efecto-rebote, ya que al llegar a casa después del gimnasio pensaba "como he ido al gimnasio he quemado calorías, y me puedo permitir comer lo que yo quiera" (MAL!! muy mal!!!). A veces comía ensalada para no sentirme mal, pero ahí se acaba el intento de comer bien. Con estos hábitos sabéis que paso, ¿no?...llego el día que no me cabía la ropa, fui a comprar ropa nueva y NO ME VENÍA NADA EN LAS TIEDAS!! además se sumo que hacía poco habían subido fotos mías en una red social en las cuales ni me reconocía, por lo que dije "voy a pesarme, el cual es mi mayor temor!!!" y SUSTO!! pesaba 80 kilos!!!



Entre pesar un peso que ni reconocía en mi, verme en las fotos y no reconocerme, y la ropa que me tuve que comprar no era para nada de mi gusto, decidí ponerme a dieta.

Hay que tener en cuenta una cosa, hacer una dieta se debe empezar cuando una persona tiene claro que quiere hacerla, no hacerla pero no estar seguro, porque hacer dieta al principio es difícil y las personas deben estar preparadas, porque lo que no se debe hacer es empezar, dejarla a mitad, volver a cogerla porque con eso no conseguimos nada, si no todo lo contrario.

Además con la dieta no solo es hacer una comida hipocalórica, sino que con una dieta debemos aprender a saber que es lo que debemos comer, coger buenos hábitos. En mi caso fue volver a educarme en la alimentación.

Yo fui a un centro de dietética, porque muchas veces había dicho "voy a ponerme a dieta" y nunca lo conseguía, necesitaba un control semanal con el cual me pesaran y yo no pudiese hacer trampa, por lo tanto ya no solo porque un nutricionista te va a dar consejos muy buenos, sino porque además tienes que decirle que haces mal y al contarlo es cuando te das cuenta lo mal que lo haces!!! y además llevar el seguimiento es muy importante, porque eso hace que no te puedas saltar la dieta, cosa muy importante.

En mi caso los hábitos saludables fueron tontos, pero son cosas básicas, las cuales son importantes de hacer, por ejemplo al acabar de comer si te quedas con hambre COMER FRUTA!! la fruta es genial, te sacia si te quedas con hambre y además la fruta tiene muchas cosas buenas como muchas vitaminas esenciales para el cuerpo, por lo que comer fruta no es una opción, debe ser obligatorio. Otros hábitos saludables es comer pescado, al menos 2-3 veces por semana, y no solo comer ensalada sino comer más variedad de verduras, porque cada alimento te da unas propiedades diferentes.

Y lo más fundamental de una dieta es RUTINA!! no se puede hacer dieta y una vez se pierden los quilos volver a comer lo que uno quiera...debes educar tu cuerpo a comer sano, no volver a comer mal, ya que eso hizo que cogieras esos quilos, con las dietas lo que se debe hacer es aprender.

Por lo tanto, en resumen es que primero no OBSESIONARSE con una meta de kilos imposibles, hay que ser conscientes de nuestra altura, edad, tipo de hueso para ponernos una meta de un peso u otro. Además como he dicho APRENDER a coger buenos hábitos, y sobre todo RUTINA no se puede coger y dejar las dietas, porque con eso estamos haciendo daño a nuestro cuerpo, a nuestro cuerpo hay que ir cuidándolo diariamente, y no acordarnos de él cuando se han cogido esos quilos de más.

Yo llevo 8 meses que me mantengo en mi peso, y lo que hago es mantenerme, y ¿cómo lo hago? pues pensándome una vez a la semana, para ir controlándome, así si alguna semana cojo algún quilo ya sé que debo comer unos días seguido más verdura y pescado, y así algún día u otro me puedo pegar algún capricho como es ir a comer con los amigos, ya que cuidarse no es privarse, solo que hay que llevar un control.

NOTA IMPORTANTE!! antes de hace dieta hacer análisis, y cuando se acaba volver hacer esos análisis. Hay que controlar colesterol, azúcar y sobre todo vitaminas. Y como consejo imprescindible ir a un médico o nutricionista para que os digan una dieta saludable, no de esas dieta "milagro".








No hay comentarios:

Publicar un comentario